El Síndrome del Impostor

Quien padece el síndrome del impostor, teme que los demás descubran que no es suficiente, que no es capaz y convive con un inquisidor interior que le recuerda constantemente que no está a la altura.

¿Qué es el Síndrome del impostor?

El síndrome del impostor es un tipo de miedo a no estar a la altura. Quien lo sufre, teme no ser capaz de desempeñarse en alguna área de su vida personal o profesional y tiene miedo a que lo descubran.

El síndrome del impostor lo sufren personas muy capaces y hábiles, muy competentes, que como temen no ser capaces, se esfuerzan mucho, se preparan, se forman y trabajan duramente. Además son personas que normalmente tienen el reconocimiento de los demás, pero que por dentro se sienten incapaces y débiles, son personas perfeccionistas que se sienten caminando por un hilo de funambulista que han situado en una posición demasiado alta, percibiéndose en desequilibrio con sus propias habilidades, competencias y conocimientos.

Esta dolencia, como no, también tiene una etiqueta: se ha denominado «el síndrome del impostor”. Las personas que lo padecen tienen un denominador común , todas suelen afrontar la dificultad pese a tener esa sensación de incapacidad , es decir, aunque no se sienten suficientemente capaces o pese a haber descubierto que no se podían fiar de sí mismas, afrontan evitando bloquearse.

El síndrome del impostor afecta a un 30% de la población y se da en personas muy exitosas, muchas de ellas famosas: Sotomayor, Kate Winslet, Tina Fey se han sentido víctimas del auto boicot.

La persona que sufre el síndrome del impostor, se siente como un jugador de poquer tiene una mala mano y finge tener buenas cartas para ganar la partida.

Tipos de síndrome del impostor

Podemos clasificar cuantro grandes tipos de síndrome del impostor.

El perfeccionista

Para ser adecuado tiene que ser perfecto. No se concede el error.

Debe ser el profesional perfecto, la madre /el padre perfectos, etc… Sabemos que la perfección es enemiga de la excelencia.

El que necesita reconocimiento

Solo puede sentirse capaz si le confirman la capacidad desde fuera. Necesita el feedbak continuamente para sentirse seguro. Cuanta más aprobación menos seguridad.

El que necesita saber todo

Solo puede sentirse capaz si lo sabe todo, no pasa a la acción pq no se siente seguro, siempre falta un curso, un libro, un máster para empezar a poner en práctica. Se confunde saber con competencia.

El que no se fia de si mismo

Busca reaseguración de los otros. No es capaz de hacer por si mismo. Cuanta más reaseguración busca, menos seguro se siente.

Causas del síndrome del impostor

Lo que genera y mantiene el problema es, una vez más, lo que intentamos hacer para solucionarlo.

Renunciar

Delegar

Posponer o procrastinar

Pedir ayuda

El síndrome del impostor aparece de manera paradógica cuando intentamos huir del inquisidor interior.

Superar el síndrome del impostor


Hay que pensar que donde no hay victoria, hay renuncia y renunciar es la mejor manera de incapacitarnos

Para ganar hay que aprender primero a perder: afrontar el fracaso como una variable más que forma parte del proceso y que no depende únicamente de uno mismo, ayuda a salir de la sensación de arenas movedizas que aterra, ya que te lleva a pensar que si inicio cualquier mínimo movimiento, me hundo.

Pese a la sensación, podemos salir de ese autoboicot actuando como si fuéramos capaces de hacer.

Para superar el sindrome del impostor te propongo dos tareas:

01

Escribe lo que te dice el inquisidor interior.

Para poder violar ese límite auto impuesto, a veces resulta útil darle un espacio específico a esta voz interior que nos limita, sin intentar contestarla, ya que intentar contestar a ese inquisidor interior con argumentos racionales no funciona.


02

Actuar poniendo el foco en el objetivo.

Retar al inquisidor interior con la acción aun sintiéndonos unos impostores, ayuda a superar el bloqueo que sólo sirve para demostrar nuestra incapacidad.


Síndrome del impostor

Te guío a superar tus propios límites, dándote pautas con Terapia Breve Estratégica.

Acerca de mi

Soy Maribel de Maya, y mi vocación es ayudar y acompañar a personas, organizaciones o grupos a generar o recuperar y mantener el bienestar con el modelo de la Terapia Breve Estratégica.


Política de privacidad© Copyright 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. Más información