Emociones, manual de uso y disfrute

Emociones, manual de uso y disfrute

¿Qué es una emoción?

La emoción es una respuesta psicofisiológica imprevisible ante un estímulo externo o interno, real o imaginado que nos sirve para adaptarnos, preparando a nuestro organismo para dar una respuesta ante lo que estamos percibiendo.

En la gestón de las emociones entra la capacidad que tengamos para identificarlas, darles un contexto y un significado y poder reaccionar ante ellas sin que nos bloqueen, nos abrumen o nos hagan sentir en una montaña rusa, sin control.

¿Cuáles son las emociones básicas?

Podemos diferenciar cuatro emociones principales: el miedo, la rabia, el placer y el dolor. Todas ellas surgen de manera espontánea, esto quiere decir que el pensamiento o la consciencia tienen muy poco poder sobre el desencadenante y la regulación de las emociones.

Estas cuatro emociones universales son una palanca de cambio porque promueven la adaptación a un nuevo contexto en dónde debemos acomodarnos. Por ejemplo, ante una situación de peligro, se activa el miedo que hace que nuestra fisiologia se accione, poniendo nuestro cuerpo en un estado en dónde sea posible huir o atacar para poder matener nuestra integridad.

¿Se pueden gestionar las emociones?

Las emociones aterrorizan al mismo tiempo que fascinan a las personas, ya que son imprevisibles. Lograr domesticar ese tigre interior, pasa por poder hacerse amigo de esa fiera salvaje de nuestro interior.

Mantener un equilibrio funambulista entre el impulso pasional y no poner un pie en falso sino más bien desarrollar capacidades cada vez más elevadas, depende del buen manejo de las emociones.

Por lo tanto, domesticar nuestro tigre, quiere decir aprender a gestionar nuestros miedos, nuestros placeres, nuestros dolores y nuestra ira para poder hacer frente a otras dinamicas emocionales.

¿Cómo gestionar las emociones?

Intentar controlar, liberar o condicionar el miedo, la rabia, la ira o el placer no ayuda, al contrario, la mayoria de veces empeora la situación. Para gestionar las emociones debemos concedérnoslas y así poder hacer un buen uso de ellas.

Hacerse amigo dela fiera es darse cuenta que nuestro “enemigo” no puede ser abatido ni derrotado. El primer paso, seria poder concedérse la emoción o evitar oponerse a ella. Así mismo hay que evitar ceder a ellas pasivamente, te ayudará secundarlas en un curso para utilizar su fuerza de manera construtiva.

El miedo puede convertirse en coraje. El dolor debe sentirse para poder tocar fondo y emerger reforzado, como la herida que sana y nos deja una cicatriz en dónde la piel que crece de nuevo nos muestra la fortaleza y la dureza de la renovación. Para pasar de la ira que ciega a la rabia que construye debemos canalizar y drenar la emoción de manera productiva. Poder sentir el placer sin ser poseidos ni abrumados por la emoción requiere gozar en espacios de tiempo concedidos.

Te ayudo a gestionar, comprender y utilizar las emociones para poder utilizar su fuerza en un sentido constructivo.

Puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente enlace:

“Emociones, instrucciones de uso” G.NARDONE, Ed Herder

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.