Supera el miedo a hablar en público.

El miedo a hablar en público o glosofobia: cómo afrontarlo y superarlo.


El miedo a hablar con la gente es una afectación que se estima que sufre más del 75% de la población y bloquea la comunicación oral y el habla en contextos sociales.

Tabla de contenidos

¿Qué es el miedo a hablar en público?

¿Por qué me da miedo hablar con gente?

Miedo a hablar en reuniones

Criterios diagnósticos de la glosofobia

Causas del miedo a hablar en público

¿Cuáles son los síntomas de una persona que tiene miedo a hablar en público?

Técnicas para superar el miedo a hablar en público


¿Qué es el miedo a hablar en público o glosofobia?


El miedo a hablar en público se conoce con el término “Glosofobia”, que proviene del griego, gloso que significa “lengua” y “fobos “que es miedo.

La glosofobia es el miedo a comunicarse verbalmente ante una audiencia o en situaciones sociales, generando un bloqueo por miedo a no estar a la altura o a que la otra persona note que no nos sentimos seguros.

¿Por qué me da miedo hablar con gente?

Las personas que tienen miedo a hablar en público, son personas que tienden al perfeccionismo, y suelen sentir que no son suficientemente buenas, ya que la perfección es rígida y intentar conseguirla es implosible, así que cuando intentamos hacer las cosas de manera perfecta, sentimos bloqueo.


El miedo al juicio de os demás o el temor a no estar a la altura genera una activación sana del sistema nervioso central, responsable de las respuestas incómodas que tememos que descubran los otros y delaten ese temor. Esos síntomas son: el temblor en la voz, que nos trabemos al hablar, que nos pongamos colorados o que no seamos adecuados en general. Cuanto más intentamos no sentir esa activación y sus efectos, más miedo sentimos y por ende más responsables somos de que estos aparezcan, se mantengan o empeoren.


El miedo mirado a la cara se transforma en valor, el miedo evitado se convierte en pánico

Miedo a hablar en reuniones o exposiciones

El miedo al juicio interno o externo es el que genera el miedo a hablar con personas, en ocasiones, la limitación no se siente solo ante un auditorio, sino ante una persona en concreto, más de dos personas o en algun contexto en concreto.

Todos sentimos un pellizco en el estómago cuando se nos propone el reto de hablar ante un auditorio, en una reunión o frente a alguien se puede emitir un juicio hacia nuestra persona o hacia el contenido de nuestro discurso. Cada cual tiene su percepción, a veces el miedo es a hablar con conocidos, a veces con desconocidos, a veces con una persona en concreto, en otras personas el problema se agraba cuando hay más de una persona… incluso en ocasiones es el canal o el contexto que determina el miedo.

Por ejemplo: es conocido por muchos que algunos actores pueden exponerse a través de un personaje a actuar ante un público pero sienten escalofrios cuando tienen que afrontar una entrevista de promoción de la obra que representan.

En ocasiones lo que genera el malestar es el canal que utilizamos, las videoconferencias han abierto una manera cotidiana de comunicarnos, en ocasiones lo hacemos ante una pantalla en dónde no siempre podemos ver a nuestros interlocutores, esas son situaciones en las que podemos sentir más ansiedad.

Los contextos que generan más temor son:

01

Miedo a hablar por teléfono o videoconferencia

Cuando el canal es el teléfono en ocasiones sentimos un bloqueo que nos impide comunicarnos con fluidez. La sensación de oir la propia voz y no reconocerla, puede empeorar la situación.

02

Miedo a hablar en reuniones o exposiciones

Cuando tenemos que exponernos ante un grupo, la tensión aumenta, ya que el temor al jucio, a no ser lo suficientemente adecuado, genera más bloqueo y nos hace sentir menos capaces de hablar.

03

Miedo a hablar con compañeros o jefes

Hablar en el trabajo con miembros del equipo, con jefes o superiores genera mucha mal estar ya que acentúa el riesgo a sentir que no estamos a la altura.

Criterios diagnósticos de la glosofobia

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-V, explica cuáles son los criterios para el diagnóstico del Trastorno por Ansiedad o fobia social, donde estaría incluida la glosofobia. Fuente: American Psychiatric Association.

 

  1. Miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al posible examen por parte de otras personas. Algunos ejemplos son las interacciones sociales (p. ej., mantener una conversación, reunirse con personas extrañas), ser observado (p. ej., comiendo o bebiendo) y actuar delante de otras personas (p. ej., dar una charla).
  2. Nota: En los niños, la ansiedad se puede producir en las reuniones con individuos de su misma edad y no solamente en la interacción con los adultos.
  3. El individuo tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente (es decir, que lo humillen o avergüencen; que se traduzca en rechazo o que ofenda a otras personas).
  4. Las situaciones sociales casi siempre provocan miedo o ansiedad.
  5. Nota: En los niños, el miedo o la ansiedad se puede expresar con llanto, rabietas, quedarse paralizados, aferrarse, encogerse o el fracaso de hablar en situaciones sociales.
  6. Las situaciones sociales se evitan o resisten con miedo o ansiedad intensa.
  7. El miedo o la ansiedad son desproporcionados a la amenaza real planteada por la situación social y al contexto sociocultural.
  8. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente, y dura típicamente seis o más meses.
  9. El miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.
  10. El miedo, la ansiedad o la evitación no se pueden atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un médicamente) ni a otra afección médica.
  11. El miedo, la ansiedad o la evitación no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental, como el trastorno de pánico, el trastorno dismórfico corporal o un trastorno del espectro del autismo.
  12. Si existe otra afección médica, el miedo, la ansiedad o la evitación está claramente no relacionada o es excesiva.


Causas del miedo a hablar en público


Son varias las causas del miedo a hablar en público: el temor a no estar a la altura o a hacer un mal papel, activa nuestro cuerpo generando sensaciones de ansiedad, pero lo que de verdad amplifica las sensaciones es el intento de no sentirlas. Es lo que llamamos soluciones intentadas disfuncionales; aquí os describo algunas de ellas:


  1. Intento de control del pensamiento: intento de no pensar en la situación, anticipación, sobre pensar o pensamiento rumiatorio.
  2. Evitación de todas las situaciones que generan miedo.
  3. Intento de control de las sensaciones: taquicardia, temblor de la voz, enrojecimiento, tartamudeo, mente en blanco, etc.
  4. Utilización de muletas como fármacos, que rebajan la sensación de ansiedad.
  5. Demanda de ayuda: cada vez que solicitamos ayuda para hacer lo que podemos hacer por nosotros mismos aumentamos la sensación de incapacidad.






Síntomas del miedo a hablar con gente

Los síntomas físicos son muy incómodos, pero lo cierto es que cuanto más intentamos controlarlos más sentimos que se nos escapan. Podemos describir varios síntomas que sentimos cuando nos enfrentamos con el reto a hablar en público, algunos de los que podemos sentir son:


01

Sudoración


02

Enrojecimiento de la cara


03

Dolor de estómago


04

Pensamientos de inadecuación


05

Temblor en la voz o en las extremidades


06

Tartamudeo


07

Bloqueo en el habla o quedarse en blanco


08

Presión en el pecho


09

Taquicardia


10

Hiperventilación


Técnicas para superar el miedo hablar en público


Os comparto dos de las técnicas que desde la Terapia Breve Estratégica adaptamos a las personas que consultan por el miedo a exponerse públicamente:



1.- Técnica de la peor fantasía:

Primero, se hace afrontar el miedo con la técnica de la peor fantasía, en dónde la persona se expone a sus peores miedos y sensaciones en un entorno seguro, convirtiendo su miedo en valor, mirando a su fantasma a la cara, con una prescripción en dónde se pretende que deje de controlar su miedo.

Se trata de concederse las sensaciones para que de manera paradójica dejes de sentirlas, ya que comprobamos que cada vez que alguien trata de evitar un miedo éste crece, en cambio cuando alguien lo invoca, el miedo se desvanece como un fantasma.

La estratagema china a la que responde es la de añadir más leña para apagar el fuego.





2.-Técnica de declarar el secreto perturbador:

Una sana declaración de los propios límites, nos hace mostrar la humanidad y la debilidad que una vez compartida se vuelve una fortaleza. No hay nada más desagradable que la perfección y su rigidez.

Poder decir: -Disculpadme si no soy muy claro en la explicación, siento dolor de cabeza…, -Disculpad pero me disgusta enormemente hacer reuniones online y me cuesta mantener la concentración…, etc… ayuda a hacernos ver cercanos, agradables, facilitadores en la comunicación, eso crea la sensación de cercania y por lo tanto a vernos más adecuados en la comunicación tanto en lo que respecta a la forma como en el contenido.

Declarar lo que uno teme rebaja enormemente las sensaciones desagradables que sentimos cuando el miedo se apodera de nosotros.



¿Cómo te puedo ayudar?

Te ayudo a superar el miedo a hablar en público con técnicas y estrategias adaptadas a ti.

Acerca de mi

Soy Maribel de Maya, y mi vocación es ayudar y acompañar a personas, organizaciones o grupos a generar o recuperar y mantener el bienestar con el modelo de la Terapia Breve Estratégica.


Política de privacidad© Copyright 2022

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a nuestra página. Más información