Lo hago sólo por ti

Lo hago sólo por ti

Cuando alguien se sacrifica, siempre deja en deuda al otro, así se empiezan a generar relaciones poco saludables en las que uno espera ser compensado por lo que ha hecho, poniendo expectativas en el comportamiento del otro. La persona que recibe, a veces sin haberlo pedido, se encuentra en deuda con el que se ha sacrificado. ¿Os suena la secuencia?, Seguramente en alguna ocasión os habéis encontrado con una situación al menos similar.