¿Qué es la agorafobia?

¿Qué es la agorafobia?

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es el miedo a alejarse de espacios o personas con las que nos sentimos a salvo. Se trata de un miedo a poder ponernos en peligro y que nadie nos pueda asistir o ayudar.

La persona que lo sufre vive en constante estado de alarma, preocupada por el miedo de sentir miedo, pudiendo generar un ataque de pánico en cualquier momento.

Diferencia entre claustrobia y agorafobia

Mientras la agorafobia es el miedo a sentir miedo por alejarse solo de los lugares (o personas) en los que considera que está a salvo, por miedo a que sobrevenga un ataque de pánico., la claustrofobia es el miedo a no poder salir, a quedar “atrapado” en lugares o situaciones donde puedan aparecer las reacciones de ansiedad y pánico.

Ejemplos de agorafobia

Como la persona que sufre agorafobia tiene miedo de perder el control y de morir y que nadie le socorra, cualquier actividad que implique alejarse de las personas o lugares que consideren seguros pueden generar miedo y provocar incluso un ataque de pánico.

  • Miedo a salir de casa: Salir solo de casa o a ir solo a sitios que no conocemos o a los que vamos por primera vez, tener que utilizar otra ruta u otro medio de transporet al habitual puede generar un miedo terrible.
  • Miedo a hacer actividades solo: si voy conduciendo o a comprar y me encuentro mal (me da un ataque de asma) nadie me puede ayudar incluso puedo probocar un accidente y hacer daño a alguien.
  • Miedo a los espacios cerrados: El espacio puede ser pequeño como es el caso de un ascensor, o grande como es un supermercado, estar muy concurrido o poco, el miedo se agraba cuando la persona siente que puede encontrarse mal y perder el control (por ejemplo se me escapará el pis y me lo haré encima) o morir (si me mareo, pierdo el conocimiento y nadie me puede ayudar).
  • Miedo a las multitudes: En dónde voy a estar en peligro por la falta de control que genera la situación: conciertos, parques de atracciones, centros comerciales…
  • Miedo a al uso del trasporte público o privado: de dónde no podemos salir fácilmente por ejemplo en una autopista en dónde las salidas son escasas y no se puede “escapar” o de un autobús que no permite deambular ni salir hasta que llega al destino.
  • Miedo a vomitar o a sufrir incontinencia: La idea de poder perder el control del propio cuerpo y por lo tanto el control del esfínter o vomitar en un espacio público puede generar tanto miedo que la persona prefiere no salir de casa o en el caso de hacerlo controla los baños públicos y no se aleja demasiado de ellos por si se siente indispuesto.
  • Miedo a los túneles: Uso del metro o de coche cuando e recorrido tiene el pasopor túneles o puentes.

Causas de la agorafobia

En general, todos intentamos encontrar ese equilibrio que nos hace sentir seguros y capaces de enfrentar la vida, pero en algunas ocasiones lo que hacemos para intentar salir del problema es lo que hace que esa dificultad se convierta en un problema.

Lo que genera la agorafobia es el intento de gestionar la ansiedad que genera el miedo a ponernos en peligro, evitando las situaciones peligrosas, intentando controlar nuestra ansiedad y pidiendo ayuda para hacer aquello que podemos hacer de manera autónoma.

De nuevo, lo que de manera lógica podría dar una sensación de tranquilidad inmediata, a largo plazo aumenta paradógicamente la sensación de miedo.

1.- Evitar salir de la zona de seguridad

Una vez sientes el miedo a alejarte de la persona o el lugar en dónde te encuentras a salvo, tiendes a protegerte quedándote junto a lo que te produce seguridad.

Buscar estar fuera de peligro, como puedes suponer, lejos de ayudar solo hace que tengas cada vez más miedo y menos sensación de capacidad.

2.- Evitar salir solo y hablar mucho del problema

Solicitar ayuda, socializar el problema hablando constantemente de el mismo y evitar las situaciiones que nos provocan el malestar tan solo generan ese circulo vicioso de dónde es imposible salir.

Pedir ayuda, socializar el problema, vuelven a ser las soluciones que se tratan de aplicar para vencer el miedo, pero que nos dejan cada vez más lejos de poder enfrentar nuestros fantasmas para poder convertir ese pavor en coraje.

3.-Intentar controlar todo

Cuando tenemos miedo al miedo se puede desencadenar un ataque de pánico. Lo que genera el ataque de pánico, es el intento de controlar esas manifestaciones fisiológicas que de manera paradójica se aceleran cada vez que intentamos rebajarlas.

Así el pánico lo provocamos nosotros mismos al intentar no sentir el miedo. El intento de gestionar las emociones, es definitivamente lo que nos acaba generando el problema.

4.- Uso de psicofármacos

El uso de fármacos y otras substancias que a veces, te podrían ayudan a sofocar la ansiedad momentáneamente, pero no dejan de ser una muleta para intentar afrontar el terror que te produce la situación.

Cuáles son los síntomas de la Agorafobia

Ante un peligro percibido, nuestro cuerpo debe reaccionar con rapidez y para que eso suceda necesitaremos que haya más aporte de oxigeno y por lo tanto aporte de sangre a los músculos, por lo tanto, el corazón se activará y los pulmones también.

1. Ejemplos de síntomas físicos de la agorafobia:

Pueden ser: sudoración, temblores, taquicardias, mareo, hormigueo en las extremidades, nudo en la garganta, presión en el pecho al intentar respirar, sentir la cabeza desconectada del cuerpo.

2. Ejemplos de síntomas psicológicos de la agorafobia:

 son gran sensación de ansiedad y pérdida de control, miedo a morir o a perder la razón y enloquecer.

La ansiedad es una manifestación fisiológica del miedo. Tener miedo es muy sano, es la emoción que nos ayuda a protegernos de las amenazas del entorno.

Lo que desencadena el ataque de pánico, del que luego hablaremos, es el intento de controlar esas manifestaciones fisiológicas que de manera paradójica se aceleran cada vez que intentamos rebajarlas.

Así el pánico lo provocamos nosotros mismos al intentar no sentir el miedo. El intento de gestionar las emociones, es definitivamente lo que nos acaba generando el problema.

Tratamiento para la agorafobia

La Terapia Breve Estratégica dispone de las técnicas específicas que adaptadas a ti producen resultados en tiempo breve generando cambios que perduran.

Si te sientes identificado con estos síntomas te puedo ayudar a salir del bloqueo a través de tus propios recursos, aplicando técnicas específicas que adaptadas a ti con las que conseguirás gestionar y salir de la ansiedad.

Te puedo ayudar con terapia presencial en Espaimed calle de Argentona 33 de Mataró o on-line desde tu casa.

Con la Terapia Breve Estratégica desbloqueamos y solucionamos con éxito los trastornos con base ansiosa en un 95% de los casos tratados. 

Maribel de Maya.

Psicóloga General Sanitaria col. núm. 21.754.

Psicoterapeuta Oficial del Centro de Terapia Estratégica.

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.