Las profecías autocumplidas: el efecto pigmalión

Las profecías autocumplidas: el efecto pigmalión

¿Qué es una profecía autocumplida?

-Es un poco bipolar, -Estas anoréxica, -Este niño es hiperactivo, -Estoy depre… todas estas afirmaciones suenan en ocasiones de manera muy ligera teniendo en cuenta que se refieren a etiquetas psicológicas.

Diagnosticar sirve a psicólogos y psiquiatras para determinar identificar y tratar problemas, pero cuando se usan para hablar coloquialmente generan confusión y en ocasiones sirven para generar el caso.

¿Qué es el efecto pigmalión?

Son sobradamente conocidos los estudios de Rosenthal en instituciones educativas a finales de los setenta en dónde la expectativa de los maestros influía sobre los resultados de los alumnos, o los estudios de Tauber (1997) en dónde describe la “profecía autocumplida” como la generación de realidades concretas a través de las expectativas generadas por los padres.

El efecto Pigmalión o efecto Galatea se genera por la acción de una creencia que construye una realidad. El fenómeno funciona del siguiente modo:

  • El maestro construye la creencia de estar tratando con un niño inteligente;
  • De acuerdo con esta idea, empieza a modificar su interacción con el niño: empieza a dirigirse al niño con más frecuencia, le da más oportunidades para interactuar, le pregunta, le implica en las clases, y se dirige con una comunicación que refuerza la aceptación generando un clima de confianza en el que el niño se siente aceptado, acogido, seguro e implicado;
  • Si este «tratamiento preferencial» se prolonga durante mucho tiempo, sus efectos se traducen en el niño en un rendimiento escolar mejor que sus compañeros.

Generar expectativas positivas genera cambios concretos.

Del diagnóstico a la generación del caso

De la misma manera que el efecto Pigmalión se manifiesta cuando la creencia genera expectativas positivas, puede provocar efectos nefastos cuando la creencia es negativa, ya que se pone en marcha la profecía catastrófica que se autocumple.

Las etiquetas diagnosticas pronunciadas a la gornú pueden generar realidades patologizantes. Como bien decía Wittgenstein “las palabras son balas”, construyen la realidad. No es lo mismo considerar que un niño de tres años es movido porque no puede permanecer sentado o atento durante más de cinco minutos, explora, es curioso e intenso porque nos reclama constantemente y hace rabietas (que es como esperamos que se comporten normalmente los de tres) a que le plantemos la etiqueta de “hiperactivo”, “negativista-desafiante”, etc…

Cuando ya hemos generado el caso, podemos complicar todavía más el problema, ya que muchas veces estas etiquetas no se acompañan de ninguna solución eficaz que nos ayude a poner en marcha alguna intervención para cambiar aquello que nos genera dificultad.

La Terapia Breve Estratégica

Desde la TBE tenemos en cuenta que entre un comportamiento sano y uno patológico hay un continuo y que las causas no nos explican lo que en este momento está generando y manteniendo el problema, así pues, intervenimos sobre lo que está pasando sin patologizar con etiquetas diagnósticas y trabajando des de un punto de vista constructivista y sistémico a través de la terapia familiar operando con terapia indirecta a través de los padres.

Desde la primera visita, ofrecemos pautas para intervenir, con la intención de desbloquear el problema y generar nuevas realidades.

Si deseáis consultar cualquier situación que os genere malestar, podéis concertar visita o hacer vuestra consulta llamando al 607 576 992.

Desde la TBE tenemos en cuenta que entre un comportamiento sano y uno patológico hay un continuo y que las causas no nos explican lo que en este momento está generando y manteniendo el problema, así pues, intervenimos sobre lo que está pasando sin patologizar con etiquetas diagnósticas y trabajando des de un punto de vista constructivista y sistémico a través de la terapia familiar operando con terapia indirecta a través de los padres. Desde la primera visita, ofrecemos pautas para intervenir, con la intención de desbloquear el problema y generar nuevas realidades.

Maribel de Maya.

Psicóloga general sanitaria col. núm. 21.754.

Psicoterapeuta oficial del Centro de Terapia Estratégica

Photo by Sai De Silva on Unsplash

Bibliografia

Nardone, G. (2001) MODELOS DE FAMILIA. Editorial Herder.

Fiorenza, A. NIÑOS Y ADOLESCENTES DIFÍCILES. Editorial Integral.

Fiorenza, A. (2008) COMO HACER LA VIDA IMPOSIBLE A TUS PADRES. Editorial Integral.

Fiorenza, A. (2009)CUANDO EL AMOR NO BASTA. Consejos eficaces para resolver los problemas entre padres e hijos adolescentes. Editorial Planeta.

Ampudia, M. (2010) CON LA MEJOR INTENCIÓN. Cuentos para comprender lo que sienten los niños. Editorial Herder.

Balby, E. Curar la Escuela. Editorial Herder.

Nardone, G. (2015)AYUDAR A LOS PADRES A AYUDAR A LOS HIJOS.  Ed Herder.

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.