Cómo ser más popular

Cómo ser más popular

A menudo, para resolver una dificultad o problema basta con pensar qué podríamos hacer o dejar de hacer, pensar o dejar de pensar si en vez de solucionar la situación quisiéramos mantenerla o empeorarla. En este caso pensar en qué hace que nos sintamos menos aceptados o queridos podría responder a dos tipos de comportamientos: de un lado los que se basan en el deseo de ser reconocido y aceptado y de otro lado los que se basan en el temor a no ser querido.

Dame un like!

En la era de la digitalización y de las tecnologías del comunicación, la exposición de la vida personal a través de las redes sociales responde a esa necesidad y al deseo de ser visto, reconocido y amado que tenemos los seres humanos.

En ocasiones cuanto más nos esforzamos en dar una imagen aceptada socialmente más nos encontramos en la paradoja de sentirnos menos auténticos. Buscar la popularidad a través de las redes sociales, puede generar una idea de nosotros que lejos de propiciar la valorización y la estima del resto lo que consigue es hacernos sentir rechazados o lo que es aun peor, ninguneados.

Exponerse con imágenes donde mostramos nuestra mejor cara, responde de nuevo a esa necesidad de aceptación por parte de los otros que se valora a través de los likes obtenidos.

¿Qué es la prostitución relacional?

Cuando tememos que no nos quieran y buscamos constantemente la aprobación a través de comportamientos que responden más a la necesidad de sentirnos aceptados que a nuestras propia voluntad, entonces nos estamos comportando como “prostitutos relacionales”. Entramos en un desequilibrio disfuncional que puede hacernos sentir frágiles y vulnerables.

En ocasiones nos presentarnos siempre disponibles a responder a las demandas de las personas de las que queremos la aprobación, el cariño o el respeto, eso hace que infravaloremos nuestras propias necesidades. Dar sin límite es valorarse muy poco. Cuando uno dice SI a todos y a todo, se está dando un NO a si mismo.

Es imposible gustar siempre a todos. Mostrar actitudes altruistas continuamente también puede ser entendido como un síntoma de debilidad. Además, sentirse rechazado por alguien en algún momento es inevitable, hace falta inmunizarse a ese veneno en vez de intentar evitar los rechazos toda la vida.

¿Qué hay que hacer para ser más popular?

Así pues dejar de exponer siempre la mejor imagen de uno mismo y hacer que nos quieran más por lo que somos que por lo que hacemos hace que podamos potenciar esa imagen de autenticidad que refuerza las relaciones que establecemos.

Además, marcar límites a los demás y aprender a decir “no” es priorizar nuestra necesidad y hacer que los otros nos valoren y nos respeten más. Prueba a correr el riesgo de decir un pequeño no al día ante las exigencias de los demás y cuéntame cómo te va… para empezar puedes decir:” -Me encantaría, pero no puedo.” Por ejemplo: -Me encantaría ir a la fiesta contigo, pero debo acabar el trabajo de ciencias. -Me encantaría prestarte mi teléfono, pero me queda poco saldo. – Me encantaría poder saltarme la clase, pero quiero coger los apuntes.

La esclavitud relacional que supone estar siempre disponible para las necesidades y deseos de los otros se basan en el miedo a la desaprobación, las técnicas estratégicas que creamos para cada paciente ayudan a generar más seguridad en uno mismo, alcanzando más estima personal (y paradógicamente más respeto ajeno) y inevitablemente mayor libertad para actuar.

Si necesitas consultar no dudes contactar escribiendo aquí o llamando al 607576992

Maribel de Maya.

Psicóloga general sanitaria col. núm. 21.754.

Psicoterapeuta oficial del Centro de Terapia Estratégica

CONTACTA

 “Las caras de la depresión” E. Muriana, T Verbitz, L. Pettenó. Ed Herder

“El miedo a decidir” Nardone, G. Ed Paidós.

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.