Adicción al móvil

Adicción al móvil

Enganchados a internet

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) nos ha abierto un mundo en dónde encontrar información, comunicarnos y estar disponibles de manera inmediata se hace muy fácil: con un sólo click podemos acceder al mundo virtual. Paradójicamente en la era de la comunicación, donde estamos con más frecuencia y durante más tiempo enganchados al móvil cada vez nos sentimos más incomunicados, menos accesibles, peor informados y definitivamente menos conectados a la vida real.

¿Qué es la ciberadicción?

El trastorno de adicción a internet o ciberadicción se manifiesta en un amplio abanico de conductas que tienen relación con la falta de control del impulso por mantenerse conectado en red.

Cuando el mundo virtual ocupa toda nuestra atención y se prefiere a un entorno social, cuando no podemos frenar la exigencia de controlar las redes sociales y la información a través de internet es cuando podemos hablar de ciberadicción.

¿Qué tipos de adicción a internet hay?

La falta de control sobre el impulso de estar conectado a través de la red se manifiesta en cinco tipos de de dependencia a internet: el cibersexo, la dependencia a las relaciones virtuales, la dependecia al juego online, la búsqueda de información (information overloading) y las apuestas online.

¿Cuáles son los indicadores de la dependencia a internet?

El uso del móvil se convierte en un problema cuando limita nuestras relaciones con otras personas (nos aísla de amigos o familiares) o con nosotros mismos, hasta el punto de anular nuestra presencia en el trabajo o condicionar el tiempo que dedicamos a nuestras actividades cotidianas, dándonos problemas para avanzar o completar una actividad y nos produce ansiedad o pánico cuando no podemos conectarnos. El pánico que genera olvidar el teléfono móvil en casa y por lo tanto el no poder estar conectado, ha recibido el termino de nomofóbia.

¿Cómo se genera la dependencia?

La dependencia al smartphone es tan dañina como las adicciones a substancias como el alcohol, ya que la acción provoca un efecto directo sobre los sistemas de recompensa del cerebro, activando la dopamina, que es un neurotransmisor del cual depende el estado de ánimo.

“Logro resisitirme a todo excepto a la tentación”— O. Wilde.

MM

La reiteración del uso de internet nos hace cada vez más tolerantes a éste, necesitando cada vez más frecuencia o tiempo de conexión para tener los mismos efectos a nivel neurológico. Así pues, el deseo de estar conectados se vuelve un paliativo a los efectos desagradables que generan la falta de estímulos placenteros.

¿Cómo salir de la dependencia a internet?

La inmediatez, el anonimato, la practicidad, el fácil acceso son las características que hacen tan atractivo y adictivo el mundo virtual, el placer se vuelve entonces una auténtica tortura. El veneno está en la dosis, limitar de manera voluntaria condensando el placer en dosis pequeñas pero intensas, hace que podamos volver a sentir el control y por ende el placer en las relaciones virtuales, los videojuegos, la busqueda de información o la comunicación con los otros.

“Solo si te concedes el placer serás capaz de renunciar a él”-O.Wilde

MM

En Terapia Breve Estratégica construimos protocolos adaptados a cada persona y a cada caso con el objetivo conseguir sentir de nuevo el control sobre el uso de las TIC.

CONTACTA

Maribel de Maya.

Psicóloga general sanitaria col. núm. 21.754.

Psicoterapeuta Oficial del Centro de Terapia Estratégica.

Le nuove dipendenze. Riconoscerle, capirle, superarle 2017

de Claudette Portelli (Autor), Matteo Papantuono (Autor)

Related Posts

No Comments

Leave a Comment

Your email address will not be published.